Aparador en muebles y decoracion

Cómo elegir el aparador perfecto

Para poder hacer este tipo de elección hay que primero tomar en cuenta las dimensiones, el estilo, el diseño, materiales y especialmente el gusto de cada persona. El aparador es un mueble que se caracteriza por ser práctico y es un elemento especial dentro de la decoración de tu comedor. ¿Quieres saber cómo escoger el mueble perfecto?

El estilo del aparador

Sobre este aspecto hay mucho que decir y que elegir. El aparador es un mueble imprescindibles para la organización del menaje. Por lo general se ubica cerca de la mesa de comedor para que sea más práctico. También se usan como elemento decorativo. Una de las ideas que te puede ayudar a la hora de elegir un tipo de aparador, es tomar en cuenta el estilo del resto del mobiliario, si quieres que esté en armonía con la decoración.

Si lo que quieres es que funciones como foco de atención y que destaque, deberás optar por un estilo rompedor. Dada su condición de mueble auxiliar, tiende a ser diferente y puede contribuir enormemente a dar un toque personal al espacio. Puedes escoger una pieza que sea de color totalmente diferente, o contrastante, incluso un modelo peculiar.

Un aparador, mil diseños

Cuando hablamos de diseño nos referimos a las dimensiones, en este caso a la altura. Puedes optar por un diseño alto que son más estrechos y crecen en altura o bajo que pueden ser más rectangulares. Como son muebles de capacidad que están pensados para almacenar, suelen ser grandes; aunque se pueden encontrar diseños pensados para comedores mini que reducen las dimensiones. Varios modelos pueden ir instalados en la pared de forma suspendida y sin patas. También pueden apoyarse en el suelo o con patas altas o bajas. Todo estos aspectos tienen que ver con una cuestión estética. Todo depende si quieres un modelo más actual, más ligero o con mayor presencia visual…

¿Cuánto debe medir el aparador?

Por lo general, este tipo de muebles tienen un fondo de 50 cm. Algo que debe considerar es que son muebles grandes que cuando se apoyan a la pared, sobresalen significativamente. Los más estrechos presentan dimensiones de 35cm, los cuales son ideales para espacios pequeños. Otra de las opciones que tienes es escoger un diseño a medida.

Los aparadores, son muebles diseñados para el almacenamiento de la vajilla, por lo que debes tomar en cuenta que sus medidas tengan coincidencia con lo que quieres guardar en ella. En el mercado hay muchos muebles con fondo de 20-30 cm, que puedes usar como aparador para aprovechar una pared o ganar algo de almacenamiento. Estas sirven para guardar la cristalería o pueden funcionar como mueble bar.

En cuanto al alto y ancho, las opciones son muchas. Hay muebles fijos y otras firmas proponen composiciones modulares para que las diseñes a tu antojo en función del espacio

Elegir aparador en función de…

El tamaño del comedor es uno de los elementos que tienes que tomar en cuenta para elegir una pieza acorde que encaje. El aparador puede ser más largo o más corto que la mesa de comedor. En el caso de querer colocarlo en un hueco que haya en la pared, debes tomar en cuenta estas dimensiones. Lo que más se recomienda es que queden de 10-15 cm entre la pared y el mueble y lo mismo al lado contrario entre el aparador y el mueble que esté a continuación. Cuando hay más distancia, el espacio se percibe más despejado.

Desde el punto de vista visual, mientras más alto sea el aparador más pesado resultará. En estos casos, lo ideal es colgar el aparador en la pared o escoger un diseño de patas altas, para que la zona cercana al suelo quede despejada. Cuando se decide escoger un diseño de aparador suspendido, hay que cerciorarse de que los herrajes sean de calidad. Por otro lado, hay que tomar en cuenta el sistema de instalación, el tipo de pared que tienes en el comedor y cuanto peso puede soportar.

¿Qué espacio libre hay que dejar alrededor?

Este es uno de los detalles que no debemos dejar pasar por alto. Como hemos comentado, el tamaño del aparador depende de las dimensiones del comedor. A continuación de daremos algunas ideas sobre este tema.

Las puertas y cajones deben abrirse con comodidad y sin la obstaculización de ningún otro elemento. Es por esto que se aconseja que que debe quedar un espacio de 40 cm para puertas con ese tamaño, aunque lo ideal son 60 cm.

La distribución interior del aparador

La distribución del interior tiene mucho que ver con el uso que le darás a este mueble y con la piezas que deseas almacenar. Es por esto que se recomienda conocer las dimensiones de los artículos que pondrás dentro, en el caso de que tengas la opción de mandar a hacer un mueble a medidas, o el diseño permita regular las alturas. Como referencia, te podemos decir que si deseas guardar botellas necesitas un espacio de 35 cm de alto. En el caso de querer almacenar platos, basta con 25-30 cm de altura entre estantes. Por otro lado, los juegos de café o vasos bajos solo necesitan 20 cm, los cajones, 10 cm de alto para la cubertería y al menos 20-25 cm para guardar mantelerías.

Los materiales del aparador

Los materiales que se emplean para fabricar aparadores son diversos, por lo que las opciones son muy variadas. En el mercado es fácil encontrar un aparador de madera maciza o realizado en DM (un tablero de virutas prensadas de uso muy frecuente). También hay algunos modelos que presentan un acabado en chapa de madera natural, melaninas o lacas. Pueden tener frentes de cristal o chapas metálicas.

La calidad del mueble, como su durabilidad también dependen de los materiales que se hayan empleado. Por otro lado debes saber, que según la calidad de los materiales y el tipo de fabricación, será el precio que tendrás que pagar. Además, las bisagras son un componente que darán un mejor funcionamiento a las puertas. Estas pueden incluir un tirador o un sistema “toca-toca”, que elimina el pulsador y la puerta se cierra por presión e imán-. Lo mismo ocurre con los cajones.

También en el salón

El aparador, como hemos dicho anteriormente, es una pieza versátil y decorativa que también puede formar parte de la decoración del salón. Este mueble puede usarse como elemento de transición entre comedor y salón o como mueble para los equipos audiovisuales (muebles audiovisuales), siempre y cuando el modelo lo permita. También se ven mucho en recibidores y en zonas de paso.

La decoración del aparador

Este mueble es una pieza con gran peso estético. A pesar de esto, no debes descuidar la decoración que lucirás sobre él. En el caso de los aparadores de diseño vertical, que son los que mayor altura tienen, pueden decorarse con una planta encima o con algunos adornos estilo deco, con una altura justa. Las lámparas, también son accesorios que quedan muy bien.

En el caso de los aparadores de forma más horizontal, juegan muy bien con las lámparas de estilo más estilizado. También se pueden colocar cuadros, un jarrón o alguna caja. Algo se se suele recomendar en estos casos, es jugar con las alturas y no buscar la simetría en las alturas a cada lado. Puedes dejar en un extremo del aparador un elemento deco alto y en el contrario coloca otros más bajos.

Las paredes y el mueble aparador

Al tomar en cuenta las paredes, lo ideal es que los elementos que coloques sobre el aparador varíen y viceversa. Esto significa que cuando coloques una composición de láminas y cuadros o un maxi cuadro o espejo en la pared, no debes poner marcos sobre el aparador. En este caso podrías colocar libros, cajas, jarrones o una lámpara.

Mas información sobre muebles de salón Modernos

2 comentarios en “Cómo elegir el aparador perfecto”

Deja un comentario